La piedra miracema se distingue por su apariencia rustica, antideslizante, que no tiene desgaste con pasar de los tiempos y tampoco absorbe el agua o suelta lascas. De esta forma, se presenta como una piedra de fácil manutención. Es excelente para la aplicación externa como recubrimientos, estacionamientos, escaleras, zonas peatonales en jardines, en función de su resistencia.



Miracema

Piedra Miracema

ANIBAL ABBATE | MÁRMOLES | GRANITOS | SILESTONE